Πέμπτη, 6 Μαρτίου 2008

Amando el mar a distancia

Tercera Capitana
mujer y mar
Como a todos los niños a quienes les gusta pasar su tiempo libre cerca del mar jugando con la arena y las olas, a mí también me gustaba ir al mar.
No puedo definir exactamente cuando empecé a pensar en los viajes como medio de vida. Cuando veía barcos me emocionaba y muchos sueños de viajes distintos venían a mi mente. Cada vez que leía alg­ún texto marino me imaginaba que era yo quien escalaba las cuerdas. Más tarde conocí la poesía de Nicos Cavadías y mi mente evocaba imágenes de la vida marina. Mis sueños y mi amor por el mar tomaron vida cuando me di cuenta que en el mar podía conseguir mi independencia y convertir mis sueños en realidad. No se me había ocurrido, en ese momento, que intentaba invadir un terreno masculino; lo que a mí me interesaba era subir a un barco y ver hasta dónde llega el horizonte.

Pronto el romanticismo cambió con la realidad cruda, ya que no conseguía encontrar un barco para hacer de aprendiz como cadete. Los que quisieron ayudar fueron pocos. La mayoría al ver una mujer buscando trabajo de marino, pensaban que estaba disponible para todo menos para trabajar.
Finalmente, gracias a mi insistencia, me embarqué en una tripulación y me di cuenta que la mayoría era gente que no tenía ningú­n deseo de aceptar a una mujer como compañero de trabajo.
Gracias a Dios, hubo algunos que respetaron mi decisión, me transmitieron sus conocimientos y me aceptaron en la familia marítima. Desafortunadamente en nuestro país las mujeres que trabajan en el mar son muy pocas puesto que este tipo de trabajo en relación con la maternidad no es adecuado.
La maternidad es una razón más por lo que las empresas marítimas no aceptan mujeres. Además la asociación de marineros está constituida por hombres que "no pueden ayudarnos".
De esta manera, las mujeres, tarde o temprano abandonamos este trabajo y nuestros diplomas se convierten en cuadros para las paredes de nuestras casas y empezamos a buscar una carrera diferente, amando el mar a distancia, como amantes "ideales e incompetentes".

Δεν υπάρχουν σχόλια: